15/12/15

La revolución de la alegría 2
























La deriva de la unión y la alegría.

Avelluto, Lopérfido, Lombardi, Telerman, el sobrino de Massot, el sobrino de Blaquier, Manfroni, los jueces de la Corte por decreto, los exportadores transgénicos sin retenciones, la liberación de las importanciones, las exportaciones industriales sin retenciones, nadie controla los precios. Falta el dólar libre que parece que esta semana llega. Pero la yegüa se fue...

En mis 54 años recuerdo sólo dos momentos en los que una buena parte de la sociedad se hizo tan olímpicamente la boluda, silbando bajito y mirando para otro lado mientras sabe fehacientemente que se están destruyendo los lazos sociales, que compatriotas se quedarán sin trabajo, que sus madres, padres y abuelos la pasarán mal, que se está saqueando otra vez al país y que no hay modos de enmascarar el odio con la "alegría".

Estos dos momentos fueron la última dictadura militar y el espejismo menemista. En esos dos momentos en las calles, en el subte, en el bondi, en las plazas, en los supermercados, en los kioscos, la gente aprendió a no mirar a los ojos, a hacer muecas y sonrisas de conejo y sobre todo, a disimular el miedo.

A la máscara del simulacro y la parodia de "unión de los argentinos" se le empiezan a ver los hilitos que la sostienen... y todavía no pasó una semana del nuevo gobierno.

Como dice Claudio Scaletta hoy en Página12, sacarse fotos con pasto y plantas detrás parece ser parte de la estética de este disfraz de alegría y unidad. Una pátina de ambientalismo cubre el palabrerío macrista, y del mismo modo que la deriva del glifosato, es incontrolable y termina haciendo daño a los inermes e indefensos, es posible vislumbrar la deriva de la "sana rebeldía".

Para el fascismo posmoderno macrista siempre será posible recombinar de un modo diferente los signos y los símbolos, hacer uso y abuso del lenguaje y del discurso político. Es el todo vale transgénico, aquél que nos propone dejar de ser el granero del mundo para ser el "supermercado del mundo". Fascismo posmoderno que se nutre del Bartolomémitrismo y de los parientes de los genocidas para dar formas legales a su gestión.

Pero como el glifosato, la deriva de la "unión y la alegría" deforma y malforma. Rápidos reflejos son necesarios, salirse de su casi imperceptible y fina lluvia es nuestra primer tarea.

EM/AC, 15 de diciembre de 2015.

Eduardo Molinari / Archivo Caminante

Mi foto
Argentina
Artista visual. Docente e Investigador en el Departamento de Artes Visuales de la Universidad Nacional de las Artes (UNA), Buenos Aires, Argentina. Su obra se compone de dibujos, collages, fotografías, instalaciones, intervenciones en el espacio público y publicaciones. En 2001 funda el Archivo Caminante. Desde 2010 coordina junto a Azul Blaseotto el espacio cultural La Dársena, Plataforma de Pensamiento e Interacción Artística / Visual Artist. Professor in the Visual Art Department of the Universitary National Art Institute, Buenos Aires, Argentina. His work is composed by drawings, collages, photographies, installations, public space interventions and publications. In 2001 he founded the Walking Archiv. Since 2010 coordinates with Azul Blaseotto the cultural space The Dock, Platform of Thinking and Artistic Interaction. +info: www.plataformaladarsena.blogspot.com, www.bergenassembly.no www.mde11.org, www.potosiprincipleprocess.wordpress.com, www.exargentina.org, www.transaktion2008.de, Contacto / Contact: archivocaminante013@gmail.com