22/11/08

El gorila del mes.


Mucha gente se hace la primera pregunta del reportaje que luego podremos leer. Casi al mismo tiempo, el Archivo Caminante podría agregar otra: ¿Porqué el arte contemporáneo latinoamericano es legitimado por coleccionistas y museos cuyas líneas de pensamiento se ligan a este tipo de historias? ¿Porqué las prácticas hegemónicas artísticas son legitimadas por subjetividades que se ligan a estos modos de pensar y actuar en determinadas circunstancias históricas, los que podemos leer aquí?... 

Many people make themselves the first question of this interview. At the same time, Walking Archive could ask one more: ¿Why latinoamerican contemporary art is legitimated by collectors and museums whith thinking lines connected with this kind of histories? ¿Why the hegemonical artistic practices are legitimaged by subjectivities that are connected with ways of thinking and doing, in specific historical circunstances, as we can reed here?...
Soon in english, now ... in spanish.



"- Mucha gente se pregunta como hizo su fortuna Eduardo Costantini. ¿Es cierto que arrancó vendiendo bufandas?

- Tal cual. En realidad mi primer trabajo fue en una dependencia estatal autárquica del Instituto de Reaseguros, en el departamento de Auditoría. Al mismo tiempo ayudaba a mi hermano, que realizaba la contabilidad de una empresa consignataria de carnes. Pero en concreto, primero correteé unos bolsos transparentes para Navidad en la avenida Santa Fé. Nos fue bien y en la temporada de invierno salimos con mi mujer a vender bufandas. Combinábamos bien los colores y tuvimos éxito. Así que puede decirse que mi inicio fue en la actividad textil, porque hacíamos nuestras propias bufandas y luego también avanzamos con ropa algo más sofisticada, con unas 40 tejedoras contratadas que nos hacían las prendas. En ese entonces vivía en un departamento de 54 metros cuadrados con mi mujer, ya tenía tres hijos y una mujer que los cuidaba.

- ¿Y cuándo se produce el gran salto?

- Luego de haber viajado a estudiar a Europa volví con 8000 dólares y quería trabajar para el Estado. Mi sueño era ser ministro de Economía o presidente del Banco Central, pero en la época de Isabel Perón el salario del empleado público no superaba los 200 dólares. Volví a trabajar con uno de mis hermanos un año y en el '76 hice un millón de dólares y pude independizarme.

- ¿Cómo consiguió ese millón de dólares, casi de la noche a la mañana? 

Un amigo me prestó plata y especulé en la Bolsa. Justo llegaba Martínez de Hoz (ministro de Economía del gobierno militar en 1976), cambiaron las expectativas y subieron todos los activos, bonos, acciones e inmuebles, junto con la caída del dólar. Junté 200.000 dólares y decidí vender todo, porque consideré que los papeles estaban altos. Enseguida compré un terreno en el microcentro por 240.000 dólares, con la ayuda de mi hermano. Pero apenas pagué la primera cuota me ofrecieron un millón en efectivo y acepté. Los compradores eran los hermanos Rohm, del Banco General de Negocios, y allí levantaron el edificio donde funcionó la entidad hasta hace pocos años. para mí fue algo de locos, no lo podía creer".

"Protagonista", Revista Bank Número 10, Julio/Agosto 2008, p.28-29.

No con frecuencia los artistas vemos delante nuestro los hilos invisibles que unen las palabras con los pensamientos, con las ideas. Las ideas de aquellos que rigen las instituciones culturales neoliberales. Quizás, con mayor frecuencia vemos esos otros hilos,  los que unen esas ideas con las acciones de los mismos protagonistas.  ¿Qué pueden las artes visuales argentinas y el denominado "arte latinoamericano contemporáneo" si son legitimados por museos cuyos directores nos muestran uniones entre palabras, ideas y acciones como las que aparecen en la anterior entrevista?  Los edificios nos hablan: ¿qué tendrían entonces en común el Banco General de Negocios, Consultatio, Malba y Nordelta? 

Not with frequency artists can see in front of their eyes the invisible threads that connect words with thinkings, with ideas. The ideas of those who rule neoliberal cultural institutions. Maybe, with more frequency we can see other threads, the ones that connect ideas with actions, the actions of the same protagonists. What can argentine visual arts and the denominated "latinoamerican contemporary art" if they are legitimated by museums directors that make visible to us links between words, ideas and actions like the ones here, in the interview? The buildings are talking to us: what have then  in common then Banco General de Negocios, Consultatio, Malba and Nordelta?

Eduardo Molinari / Archivo Caminante

Mi foto
Argentina
Artista visual. Docente e Investigador en el Departamento de Artes Visuales de la Universidad Nacional de las Artes (UNA), Buenos Aires, Argentina. Su obra se compone de dibujos, collages, fotografías, instalaciones, intervenciones en el espacio público y publicaciones. En 2001 funda el Archivo Caminante. Desde 2010 coordina junto a Azul Blaseotto el espacio cultural La Dársena, Plataforma de Pensamiento e Interacción Artística / Visual Artist. Professor in the Visual Art Department of the Universitary National Art Institute, Buenos Aires, Argentina. His work is composed by drawings, collages, photographies, installations, public space interventions and publications. In 2001 he founded the Walking Archiv. Since 2010 coordinates with Azul Blaseotto the cultural space The Dock, Platform of Thinking and Artistic Interaction. +info: www.plataformaladarsena.blogspot.com, www.bergenassembly.no www.mde11.org, www.potosiprincipleprocess.wordpress.com, www.exargentina.org, www.transaktion2008.de, Contacto / Contact: archivocaminante013@gmail.com