31/7/17

El veneno en tu maquinaria 7

4) El viento / Monumento a Lazkao Txiki, Lazkao, Gipuzkoa, País Vasco.

"La memoria despierta para herir a los pueblos dormidos que no la dejan vivir, libre como el viento."
León Gieco, La memoria, en Bandidos rurales, 2001.

Es interesante constatar que para el diccionario de la Real Academia Española - convencido aún de su potestad para actuar como policía del lenguaje - la primera acepción de la palabra imaginación la define como una "facultad de las almas" y no de los cuerpos. En este sentido, ejercitar la imaginación política precisa del fortalecimiento y la profundización de las relaciones que nuestras prácticas artísticas contemporáneas construyen con la historia. Historia no concebida como mero pasado sino como historicidad de nuestras vidas presentes, dimensión que nos permite dar forma concreta a nuestra propia historia que es lo mismo que decir nuestros propios deseos, anhelos o sueños.

Entonces nos preguntamos: ¿qué itinerario existencial despliegan nuestras producciones artísticas? ¿pueden las prácticas artísticas construir territorio? ¿junto a quiénes decidimos desarrollar esta tarea? ¿qué condiciones de producción, recepción y circulación de imágenes producen y/o reproducen nuestras prácticas? Y también: ¿qué relaciones con la naturaleza y los entes no humanos imaginamos y creamos?

Esta cualidad situada de toda práctica artística es la que nos permite reformular la ya tradicional sentencia "todo arte es político" y afirmar: todo arte es geopolítico. Pero no debemos confundirnos: la dimensión geopolítica a la que hacemos referencia no es una pura geografía. Parafraseando a la teórica brasileña Suely Rolnik, no se trata únicamente de categorías espaciales y temporales de una cartografía del objeto-mundo conocido. Se trata más bien de habitar una inconfortable dimensión: aquél confín que pone en contacto la experiencia del mundo "de afuera" (mapeado-mapeable) con aquél mundo larvario, aquél que aún no tiene imágenes ni palabras. Mundo informe que vive en el interior de nuestros cuerpos bajo el modo de afectos y perceptos.

"(...) la mitología política comparte con otras creaciones culturales, como el arte y la ficción, la evasión de las trabas racionales connatural a la imaginación humana. La búsqueda intelectual de solidez conceptual se abandona a favor de la tesis de que 'cada pueblo realiza la política que imagina'." Joseba Zulaika, Violencia vasca, metáfora y sacramento.











































































































































































































Una voz invadió el silencio en la sala del archivo. Aunque el ventanal que da al parque del monasterio estaba cerrado, un susurro consigue atravesar los vidrios. Debajo de los pastos prolijamente cortados, ví un ovillo de gusanos. Mientras la mayoría descansaba, uno de ellos, haciendo un máximo esfuerzo vocal, me dijo: "Las palabras ´hacen´cosas a las personas que las ´hacen´, no sólo en la conversación sino en sus vidas." (1) y agregó: "Asesinada por defender la vida, el sol, el agua y la libertad." (2) El gusano, mientras terminaba de salir de la tierra, continuó: "La sangre derramada no será negociada" (3) para finalizar diciendo: "Somos flores en tu basura, somos el veneno en tu maquinaria." (4)

Me despedí de Gema. Le agradecí mucho que ella me llevara hasta la estación de tren. Sentado en mi asiento, emprendí el regreso mirando pasar a toda velocidad los caseríos. Las ventanillas del vagón también estaban cerradas, pero había viento allí. Una pasajera llevaba a su lado unas plantas. Un movimiento extraño me llamó la atención. Me estaba quedando dormido pero encendí mis cinco sentidos para ver qué estaba pasando allí. Como en el parque del archivo, otro ovillo de gusanos se revolcaba en la tierra de una de las macetas de la pasajera. La mayoría hacía fuerza para sumergirse pero uno de ellos hacía el movimiento inverso. Mientras terminaba de salir, susurró. Solamente cuando dí señales claras de estar despierto y escuchándolo, me dijo:

"Nunca estaré bajo tierra, soy viento de libertad." (5)

(1) Joseba Zulaika, Violencia vasca, metáfora y sacramento.
(2) Inscripción en la piedra que recuerda el sitio en el que el 3 de junio de 1979 fuera asesinada por la Guardia Civil española la activista ecologista Gladys del Estal (1956-1979).
(3) Rodolfo Ortega Peña, intelectual, abogado, diputado del Frente Justicialista de Liberación (FREJULI) por la provincia de Buenos Aires. El 11 de marzo de 1973 pronunció esta consigna durante su juramento al asumir su banca. Fue asesinado por la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) el 31 de julio de 1974.
(4) Sex Pistols, God save the Queen, 1977.
(5) Palabras pronunciadas por Juan Paredes Manot, Txiki, fusilado por la dictadura franquista el 27 de septiembre de 1975.

Eduardo Molinari / Archivo Caminante

Mi foto
Argentina
Artista visual. Licenciado en Artes Visuales. Docente e Investigador en el Departamento de Artes Visuales / Universidad Nacional de las Artes (UNA), Buenos Aires, Argentina. Su obra se compone de dibujos, collages, fotografías, instalaciones, intervenciones en el espacio público y publicaciones. En 2001 funda el Archivo Caminante. Desde 2010 coordina junto a Azul Blaseotto La Dársena, Plataforma de Pensamiento e Interacción Artística / Visual Artist. Professor in the Visual Art Department of the Universitary National Art Institute, Buenos Aires, Argentina. His work is composed by drawings, collages, photographies, installations, public space interventions and publications. In 2001 he founded the Walking Archiv. Since 2010 coordinates with Azul Blaseotto The Dock, Platform of Thinking and Artistic Interaction. +info: www.plataformaladarsena.blogspot.com, www.bergenassembly.no www.mde11.org, www.potosiprincipleprocess.wordpress.com, www.exargentina.org, www.transaktion2008.de, Contacto / Contact: archivocaminante013@gmail.com